A iOS sólo le quedan los desarrolladores, justo lo que necesita Windows Phone

Siete años después de la llegada del iPhone, se ha perdido la ventaja insultante que tenía. Sólo le quedan los desarrolladores, y es justo lo que más necesita ahora Windows Phone, que tras su actualización a 8.1 es una plataforma completa y lista para rivalizar con el poder establecido.

Nokia Lumia 1520 destacada

Tras haber estado probando por fin Windows Phone 8.1, no me quedan dudas: Windows Phone ya es una plataforma completa, válida para cualquier usuario. Ya tiene el centro de notificaciones, los ajustes rápidos, un asistente de voz (ok, que aún tiene que salir de Estados Unidos), una interfaz que puede cobrar más de un estilo (y que con una buena elección, le sienta genial)… Muchos puntos a favor que refuerzan el largo y duro pero reconfortante camino recorrido por Microsoft en 2013, con la gigantesca ayuda salvadora de Nokia. Porque ha tardado en ligar la salsa, pero Windows Phone ya huele a hecho.

Paralelamente, Android lleva desde finales de 2011 con su propio camino gracias a Ice Cream Sandwich, versión con la que mejoró mucho respecto a lo visto hasta entonces. Parece que aún hay quien no se ha querido enterar de esta gigantesca mejora que sólo se ha acrecentado con cada nuevo Jelly Bean y culminó con KitKat, a la espera de lo que está por llegar en los próximos meses. Además se ha reforzado en el segmento de terminales económicos con modelos como el (me pongo en pie) Moto G. Android acapara cuota de mercado, variedad de terminales y nadie le va a hacer bajarse del caballo en un tiempo.

Cámara del iPhone 5s - Cámara del iPhone 5s - Cámara del iPhone 5sY el que falta, iOS. ¿Soy el único que cree que su falta de versatilidad ya es alarmante? El agravio comparativo tras usar Android o Windows Phone es enorme. ¿Por qué tantos pasos para abrir una playlist de Spotify que reproduzco todos los días? En Windows Phone o en Android se pueden crear accesos directos, y son sólo un ejemplo de esa versatilidad de la que hablo. Esa libertad a la hora de organizar una pantalla de inicio para que muestre exactamente lo que quiero ver con muchas más opciones que sólo apps o carpetas con más apps.

Y eso, apps, es el mejor (para algunos el único, aunque para mí no) argumento que le queda a Apple con iOS. A través de sus guías y gracias al mayor precio medio del iPhone frente a alternativas con otras plataformas, Apple ha sabido conquistar mejor a los desarrolladores. Incluso ha conseguido hacerles pasar por su aro. A día de hoy parece casi unánime que la App Store es la mejor tienda de aplicaciones en cuanto a cantidad y sobre todo calidad. Su fondo de armario es magnífico. Sólo hace falta buscar clientes de Twitter en ella y hacer lo mismo en las demás: la diferencia cualitativa es sonrojante.

Windows Phone 8.1 Preview Destacada

Al margen de eso, ¿qué le queda a iOS? Sus taimados enemigos KitKat y 8.1 han mejorado mucho sus diseños, e incluso algunas capas de Android como Sense 6.0. Hablar del lag recurrente que no está en iOS es dar pábulo a una teoría de otra época. Ese apoyo de los desarrolladores en forma de magníficas apps es precisamente lo que necesita Windows Phone: más y mejores aplicaciones.

Todos los esfuerzos de Microsoft con WP deberían ir a lograr el interés de los desarrolladores.Carece de ese fondo de armario y en demasiadas ocasiones de esa calidad superlativa. 6tag es mejor que cualquier cliente de Instagram de cualquier plataforma, y en 2013 se logró el Instagram oficial, Vine y compañía, pero hace falta algo más.De los desarrolladores y de la habilidad de Microsoft para convencerlos dependerá que Windows Phone dé un salto de gigante en 2014 y sea capaz de llegar a cualquier segmento de usuario. Ojalá se siga consiguiendo. El acuerdo con Rudy Huyn es una buena muestra.

Windows Phone 8.1 me parece el equilibrio perfecto entre la apertura y personalización de Android y lo cerrado de iOS, y muy necesario como alternativa al poder establecido. Además tiene a un fabricante con personalidad propia y una historia casi inigualable en la industria móvil: Nokia, el ejemplo de resiliencia. Es difícil, pero tiene mucho de cara. Y más con terminales genéticamente preparados para convertirse en top ventas, sobre todo por las operadoras, como el Nokia Lumia 630.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s