A cambiar de resolución, otra vez: el dilema de los próximos iPhone de varios tamaños

Cuando los rumores acerca de la pantalla alargada del iPhone 5 eran ya prácticamente concluyentes, muchos empezaron a debatir cómo se optimizarían las aplicaciones para la nueva resolucióndel teléfono. Finalmente lo oficial terminó siendo lo más sencillo: los desarrolladores tenían que adaptar sus aplicaciones mediante Xcode, lo que llevó a un periodo de varios meses en el que la App Store diferenciaba entre aplicaciones adaptadas y no adaptadas.

¿Repetimos el ejercicio ahora que cuesta imaginarse a una Apple manteniendo el tamaño de sus iPhones en la próxima generación de esos dispositivos? Un modelo de 4,7 pulgadas (o 5, o 5,5, o incluso 6) ya no resuelve la situación “alargando” la pantalla: hay que aumentar la interfaz a lo largo y a lo ancho.

Muchos son los medios que han hablado de esto ya, e incluso hay quien abre el Photoshop y nos muestra cosas como esta representación de la aplicación Mapas en una pantalla más grande. A la izquierda tendríamos la aplicación “sin optimizar”, y a la derecha tendríamos la aplicación adaptada a una nueva resolución:

En este caso estaríamos hablando de un iPhone que repitiera lo que Apple ya pidió con el iPhone 5: que los desarrolladores se adaptaran a la nueva resolución. Es uno de los múltiples casos que podemos tener en cuenta.

Varios casos para las aplicaciones iOS del futuro

Imaginemos que Apple se toma a sí misma en serio y no aumenta la densidad de píxeles de la pantalla del iPhone por la razón que dijo al presentar el iPhone 4: la retina humana ya no es capaz de apreciar más detalle. Eso quiere decir que una pantalla más grande implica colocar más píxeles, y por lo tanto seria una situación excelente para aplicar el cambio que hemos visto en la imagen de ejemplo con los Mapas.

Los caminos a tomar siguen siendo los mismos, pero cada vez es más claro que Apple ya no puede defender el actual

Pero también podemos tener en cuenta otro escenario: ¿Y si Apple simplemente hace crecer los píxeles junto con su pantalla? Eso significa que tendríamos menos resolución y quizás perderíamos ese “efecto Retina”, pero los desarrolladores no tendrían que hacer absolutamente nada y sus aplicaciones se verían perfectamente. Quizás en Cupertino lo hayan considerado para un modelo de iPhone más barato.

Finalmente, tenemos el némesis de ese último caso: que Apple aumente el tamaño de la pantalla y que además también aumente su densidad de píxeles. Ahí es donde los desarrolladores tendrían más trabajo, porque tendrían que adaptarse tanto al nuevo tamaño de la pantalla como a la nueva resolución.

Fuente: Applesfera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s