Amazon FireTV

La semana pasada Amazon presentó su particular apuesta por el salón, FireTV. Como caja supletoria para la televisión viene a ofrecer prácticamente lo mismo que el resto de los competidores (Roku y AppleTV, fundamentalmente. Chormecast, la visión de Google, sigue una filosofía distinta, enlazada a la tableta o el teléfono). La selección de servicios de descarga es menor que la de Apple o Roku pero es una recién llegada y cuenta con el apoyo del propio servicio de video de Amazon que en el caso de AppleTV, de momento, hay que ver a través de un iPad o un iPhone enlazado a través de Airplay.

Dos cosas, sin embargo, separan la estrategia de Amazon del resto. La primera es que FireTV parece tener ya una plataforma de desarrollo de aplicaciones de terceros. Esta es la evolución natural de AppleTV, y lo que todo el mundo espera que la compañía de Cupertino presente este año, pero de momento Apple ha sido increíblemente lenta a la hora de evolucionar su producto.

La segunda es que como consecuencia FireTV es también una plataforma de juegos. La caja tiene la potencia aproximada de un smartphone de gama alta, que hoy en día no es poco. No se puede establecer una equivalencia directa en potencia gráfica con consolas de salón y si se pudiera estaríamos aún lejos de la potencia de la generación pasada -no la actual- pero el público al que va dirigido no es el amante de los videojuegos sino el jugador ocasional. El mando de control es un accesorio que se vende de forma independiente.

Este mercado es prometedor porque llevaría a la pantalla del salón el modelo que ha funcionado en tabletas y teléfonos, con muchos desarrolladores independientes creando juegos a precios relativamente bajos. Es una propuesta con luces y sombras. Muchos de los juegos que triunfan en el mundo del entretenimiento móvil lo hacen con el cebo del “juego gratis con contenido de pago”, una experiencia frustrante para el jugador. Amazon se ha comprometido a desarrollar títulos propios que probablemente se diferencien por mayor calidad en gráficos e historia.

Pero por ahora quienes han probado a mezclar la tele del salón con los juegos móviles han recibido una recepción fría. Nvidia Shield o la consola Ouya generaron muchísimo ruido en su salida al mercado, pero apenas han tenido impacto en la calidad o cantidad de juegos disponibles. Sus cifras de venta no presagian nada bueno para este sector. Tal vez Amazon, Apple o Google -que probablemente se mueva en una dirección parecida este año- consigan cambiar la tendencia.

FireTV no estará disponible en un primer momento en Europa pero la idea de Amazon es llevarla a mercados internacionales a lo largo del año. El precio en EE.UU. es de 99 dólares.

Leer mas: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s