«Hemos conectado a los jóvenes con el taxi»

Alejandro Sánchez, responsable del servicio de taxis en Madrid, señala al diario ABC que esta herramienta favorece a la comodidad y rapidez tanto para el pasajero como para el propio conductor

El pasado año comenzó una guerra en las principales ciudades de España por abrir al mundo de un sector tan tradicional como el taxi.Hailo, creada en Londres en 2011, desembarcó hace un año en Madrid y Barcelona como una nueva vía de ingresos para los taxistas, más cómoda y rápida tanto para el pasajero como para el propio conductor. En la actualidad, la compañía cuenta con más de 100.000 usuarios activos y una amplia red de taxistas cercana a 3.000 personas.Alejandro Sánchez, responsable de la compañía en Madrid, explica en una entrevista con el diario ABC los beneficios de utilizar estas herramientas que permiten solicitar un taxi desde dispositivos móviles y adelanta que en breve la compañía se planteará extenderlo a otras ciudades de España.

– ¿Qué balance se extrae de la experiencia en España?

– Estamos muy contentos, tanto en Madrid como en Barcelona. Hemos tenido una gran acogida, sobre todo, entre los taxistas y entre la red de pasajeros tenemos unas valoraciones excelentes y un crecimiento en el uso muy sostenido. Unos 100.000 usuarios activos y la red de taxistas con uno poco más de 3.000.

– ¿Ha sido difícil «enseñar» la herramienta a los taxistas?

– Ha sido sorprendentemente gratificante. Los «smartphones» en España, que es básicamente el equipo que se necesita para ponerlo en marcha, están muy difundidos entre los autónomos. Esta aplicación es una gran fuente adicional para ellos y proveen unos ingresos sustanciales. No hemos tenido ningún rechazo. El sector de los taxis llevan varios años en crisis y hemos podido ayudar a mejorar sus cifras de negocio. Tampoco es tan complicada de usar. Cualquier taxista que tenga un taxímetro no tiene ningún problema a la hora de usarla. Se han mostrado muy abiertos y receptivos, incluso entre los taxistas de mayor edad. Hay casos en los que han aprovechado para comprar un smartphone para empezar a utilizar esta aplicación.

– ¿Se registran muchos casos de cancelaciones por parte de usuarios, por ejemplo, en torno a la madrugada donde una vez que han solicitado el taxi cuando éste llega no está el cliente?

– Son muy pocos los casos. Realmente, quizá prefieren utilizarla por la noche porque el pasajero queda registrado. Así, no se suelen producir muchos casos de cancelación. Suelen darse más casos de un primer usuario que aún no sabe cómo funciona. Es muy excepcional. Además, los taxistas valoran que el colectivo de pasajeros tenga los datos registrados.

– ¿Habría que poner alguna especie de control al respecto?

– Tenemos procedimientos internos para controlar la seriedad de los pasajeros hacia los taxistas y viceversa.

– ¿A qué han venido realmente este tipo de aplicaciones? Solucionan algún problema endémico en el sector?

– Lo que ha hecho es conectar de una manera más eficiente la demanda y la oferta, con lo cual, el mercado se ha diversificado, sobre todo, en momentos y zonas donde no es fácil encontrar un taxi. Se ha hecho más cómodo el acceso al taxi. Por ejemplo, sabes cuánto tarda el taxi en venir como no lo hacías antes. La manera de pagar ha cambiado al tener varias opciones de pago, que acepten tarjetas… Se ha olvidado eso de acercarse y decir: «¿cobras con tarjeta?». Cualquier olvido en el taxi (objetos como teléfonos o paraguas) es más fácil recuperarlas porque el pasajero sabe en todo momento el taxista que le ha cogido. Se ha habilitado más el consumo del taxi. Además, hemos conectado a los jóvenes con el taxi.

– ¿Cree que con estas herramientas se añade más presión al conductor a la hora de prestar un mejor servicio?

– Lo que sí saben es que los pasajeros pueden valorar y, de hecho, valoran el nivel de servicio, y viceversa. No es que lo fuercen, pero están en un entorno con una experiencia de servicio alta y se produce un acto reflejo de buen servicio, porque todos están pendientes, sin ser obsesivos, de lo que hacen los demás.

– Y lo del pago vía «app», ¿cómo se lleva porque a muchas personas no les da demasiada confianza el pago «online»?

– No es obligatorio registrar una tarjeta de crédito, no tiene por qué hacerlo. Ese problema está solventado. Y para los que quieren utilizar la compañía cumplen con los protocolos de seguridad más exigentes y no plantean ningún problema. Incluso la propina puedes dejarla a través de la aplicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s